Gwent: te contamos los secretos del Juego de cartas Definitivo

Gwent: te contamos los secretos del Juego de cartas Definitivo

Dejaros de mierdas como Heartstone, Magic the Gathering y otras memeces para niños rata que os meten por los ojos. Si queréis ser hombres y mujeres de verdad, si queréis estar en la cúspide de la pirámide trófica de los juegos de cartas online, si queréis que vuestros donosos traseros sean los más bonitos desde el Yaruga hasta el Buina… debéis jugar a Gwent, el juego de cartas de CDProjekt Red, basado en la saga de libros de Geralt de Rivia.

Gwent Portada

De dónde viene esto del Gwent

Para aquellos que no lo conozcáis, la saga del brujo Geralt de Rivia es una de las más famosas de la literatura fantástica de la última década. Al igual que las cosas grandes se comparan con campos de fútbol, los frikis y malhueles en general comparamos los libros de fantasía con «El señor de los anillos» (tradicionalmente) y más recientemente con «Canción de Hielo y Fuego» (Juego de Tronos para los amantes del postureo que no saben leer). Pues bien, la saga de Geralt de Rivia es mucho más fácil de leer que ambos, y mucho más divertida. La trama, el tono del lenguaje y los personajes (tanto en número como en calidad) son mucho más ágiles. Por lo tanto, no es de extrañar que para muchos, entre los que me incluyo, la saga del brujo aventurero cazador de monstruos y follarín pendenciero supere con creces a cualquier otra cosa.

Hecha esta breve intro, y por si habéis estado en coma los últimos diez años. Un estudio polaco llamado CDProjekt Red sacó tres juegos que continuaron la historia de los libros (con eróticos resultados). Dentro de estos juegos había minijuegos y en el Witcher 3 uno de ellos, el Gwent (en el juego empezó llamandose Gwynt), un juego de cartas que nuestro personaje se afanaba en practicar con todo aquel que se encontraba, llegó a ser tan popular que el estudio lanzó su propio Spin-off con enorme éxito.

Claro que sí Geralt, Let’s play Gwent!

¿Y cómo es Gwent?, ¿y en qué lugar se enamoró de ti?

Gwent se beneficia de un profundo y divertido lore, con cientos de personajes, para crear una experiencia única de juego, con una excelente banda sonora, una maravillosa variedad de ilustraciones y una jugabilidad exquisita, todo ello rodeado de una progresión multijugador en ladder que te permitirá competir en torneos con dotaciones económicas. Además… ¡es gratis joder! ¡y puedes conseguir todas las cartas sin gastarte un duro! Todo un orgasmo multisensorial para tu desgraciada vida.

Con las expansiones del juego, regalaron las cartas en formato físico.

A diferencia de Magic the Gathering, en el que los personajes tienen menos historia que el Biafra (luego no digáis que no aprendéis aquí), aquí cada carta tiene esencia y una historia detrás que hace sonrojar a cualquier Planeswalker.

La idea principal de Gwent es dominar todas las barajas del juego, que se corresponden con las tradicionales facciones en conflicto en el mundo de Geralt de Rivia, véanse:

  • El imperio de Nilfgaard (All Hail the Emperor)
  • Los Reinos del Norte (Temeria, Redania, Aedirn, Kaedwen…)
  • Los Scoia’tael (Elfos y Enanos por doquier)
  • Monstruos (bichos, la cacería salvaje, bestias, monstruos, abominaciones, Leticia Sabater…)
  • Skellige (medio vikingos, medio escoceses, medio osos, Juan y medio)
  • El sindicato (criminales y demás broza, la verdad es que no se que fumó el que diseñó esta baraja porque es jodida de narices)

Para ello, tras el tutorial, comenzamos con una baraja básica de cada facción con la que empezaremos a jugar partidas. A medida que vayamos progresando iremos recibiendo minerales (una de las monedas del juego). Estos minerales pueden usarse para comprar barriles de cartas y ampliar nuestra colección. Así, mediante un intuitivo creador de barajas, podemos ir variando nuestra estrategia entre múltiples posibilidades para cada bando.

Partida gwent

Como siempre, unas barajas y cartas funcionan mejor contra otras. Aprender a crear tus barajas es la clave para mejorar en la clasificación. Además, el juego calcula tu ranking con la media de todas tus barajas, así que no vale eso de «mi baraja de reinos del norte es la polla y te fundo chaval» porque aquí hay que ser bueno con TODAS las barajas.

Tenemos disponibles varios modos de juego. El modo entrenamiento, donde podemos probar los cambios que hagamos en nuestras barajas sin consecuencias, un modo clásico en el que podemos jugar partidas clasificatorias contra otros jugadores online e ir avanzando en el escalafón (hasta llegar a la liga masters), un modo temporada, variable cada pocas semanas, que da acceso a recompensas exclusivas incluyendo alguna variación de las mecánicas normales y un modo Arena muy chungo con premios super guays pero que es jodido de cojones.

Todas las cartas pueden crearse con un recurso del juego llama «restos» que se consigue ganando partidas o «moliendo» las cartas que te sobran. Solo puedes tener dos copias de una carta en tu baraja, por lo que las que sobran se pueden moler sin problemas. A medida que abrimos barriles, vamos completando la colección y vamos acumulando cartas sobrantes, así que como consejo: compra todos los barriles que puedas, y muele lo sobrante frecuentemente.

Editor de barajas gwent

¿Y cómo se juega una partida de Gwent?

Una partida de Gwent se juega al mejor de tres rondas. Cada carta tiene un nivel de poder que se va sumando al poder del resto de cartas jugadas previamente. Disponemos de dos filas (cuerpo a cuerpo y a distancia) donde depositar nuestras cartas. Gana la ronda el que más poder tenga al finalizar la ronda. Fácil ¿no?

Al comienzo de la partida tenemos diez cartas de nuestra bajara en la mano. Las cartas se juegan de una en una alternativamente, y en cualquier momento del turno podemos pasar y renunciar a jugar más cartas esa ronda. Esto puede ser conveniente si por ejemplo tenemos una ronda imposible de ganar, o por el contrario tenemos una ventaja suficiente que obligue al oponente a gastar muchas cartas si quiere ganar la ronda.

Al comienzo de cada ronda podemos cambiar algunas cartas, y recibimos tres cartas más para complementar a las que ya tenemos, siempre sin superar el límite de diez cartas en la mano.

Cada carta además tiene efectos varios, bien de daño, bien de curación, bien de protección que afectan al resto de cartas (aliadas y enemigas). Jugar estos combos es la clave y la gracia del juego. Descubrirlos a medida que nos los hacen, o investigar que hace cada carta y como se complementa es lo que le da valor al juego.

Gwent nos ofrece en su página oficial una biblioteca de barajas, donde los usuarios suben sus build para poder inspirarnos. Si tienes «restos» suficientes, puedes directamente importar la bajara que te guste a tu biblioteca personal.

Como colofón, tenemos las cartas premium. Estas cartas son una variación de la carta básica con la ilustración animada. Jugar una baraja de cartas premium demuestra a los demás el increíble tamaño de tu pene/pechos, imponiendo tu supremacía en la mesa de juego. Tu oponente te imaginará como un semidiós vengativo de torso enaceitado, mirándole con desprecio desde tu trono divino.

Joder me has convencido, ¿cómo empiezo con Gwent?

Molto facile e divertente. Puedes jugar a Gwent desde PC, PS4, Xbox y, ahora también, iOS (esperemos que pronto Android, tengo ganas de sacar mis almorranas a paseo). Puedes descargarlo desde las correspondientes stores en las plataformas, y desde GoG en PC.

Nos vemos en el campo de batalla!

DecMorgon

Llega un momento, ladrones, en el que el oro pierde su brillo; el salón del trono se convierte en prisión y lo único que queda es el amor de un padre... ¡A SU HIJA!

Deja un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies