Father.io, la revolución de los shooters