mirror_edge_portada

Mirror’s Edge Catalyst: con menos catalyst del esperado

¡Qué guapa estas Faith y qué bien te mueves! Lástima que sea prácticamente lo único que te han dejado hacer en esta segunda entrega.

Naciste en los estudios de EA DICE y un noviembre de 2008 con tus 18 años recién cumplidos, tus creadores seguramente cansados de verte corretear y saltar de oficina en oficina, decidieron ampliar tus horizontes y presentarte a los señores de Sony y de Microsoft que te acogieron con mucho cariño y te permitieron invadir sus respectivas PS3 y XBOX 360. Después, envidioso el PC, te invitó a entrar en 2009.

Diseñada con un motor gráfico que te venía como anillo al dedo, el Unreal Engine 3, trajiste vientos frescos y renovados, diferenciándote claramente desde un principio de los sosos juegos en primera persona que podíamos encontrar por aquel entonces.

Tu original mundo distópico lleno de luz, de velocidad, de mucha acción, de personajes carismáticos y, sobre todo, de mucho, mucho parkour no apto para acrofóbicos, no eran más que el preludio de tu verdadero potencial.

mirror_edge_1

Al parecer, se ha establecido un régimen totalitario que pretende controlar todo tipo de información y tú, que desde un principio no estabas de acuerdo, te has convertido en una elegante e infatigable runner, perfectamente entrenada en las artes parkour, tu objetivo será saltarte todo control gubernamental, llevando mensajes que no pueden ser rastreados, de un lado a otro de tu ciudad, mientras la policía boquiabierta no puede hacer otra cosa que verte el culo mientras esquivas sus balas. Y si por casualidad te topas de frente con alguno, sencillamente lo desarmas con dos certeros movimientos de cadera mientras vuelves a saltar y escapar por algún conducto de ventilación.

Pero no estás sola, hay muchos más runners, lo que complica bastante la existencia al desgraciado cuerpo de policía y, claro, como no pueden con vosotros, han decidido ir a por vuestros amigos y familiares.

mirror_edge_1-5

Por eso le tendieron una trampa tu hermana, Kate inculpándola de un asesinato que no había cometido, un tremendo error por su parte pues te llevó a centrar todos tus esfuerzos en descubrir una trama oculta junto a tus amigos runners. Finalmente, todo sale bien, los malos son atrapados y lo más importante,  tu hermana vuelve a tu lado.

Mirror’s Edge parecía una historia cerrada, y más aún cuando DICE no consiguió recaudar lo esperado a pesar del juegazo que era. La verdad es que pasó un tanto desapercibido –desgraciadamente, eso suele ocurrir a menudo entre grandes productos–. Sin embargo, la continua insistencia de los fans terminó animado a  EA DICE a crear una nueva historia en la que nos cuentan qué ocurrió con Faith y el resto de los runners.

Así nació este Mirror’s edge Catalyst.

Mirror’s Edge Catalyst. Desembarca  en PC, PS4 y XBOX ONE con una historia continuista y, a grandes rasgos, muy similar a la anterior. Todo comienza con la salida de Faith de la cárcel, que previsiblemente retoma su viejo oficio de runner, pues a pesar de todo su esfuerzo, el mundo se encuentra incluso en peores condiciones. La situación totalitarista por parte de los gobiernos no ha cambiado y, para colmo, un nuevo enemigo se apunta al juego, se trata de Reflection, una empresa que pretende controlar la ciudad de Faith. Esta es la premisa y trama principal del juego.

mirror_edge_2

Mirror’s Edge Catalyst

Mirror’s Edge Catalyst es un buen juego y seguro que lo vas a disfrutar, el problema es que, al compararlo con su primera parte, no sale tan bien parado como debería pues carece de esa magia que nos ofrecía su primera incursión. Falta innovación en una trama simplista donde no dejan evolucionar a Faith.

Gráficamente, se ve bien. Sin embargo, tanto entorno minimalista y tan simple dan la sensación de estar desaprovechando la potencia de las nuevas máquinas. Los movimientos de Faith son realmente buenos y están perfectamente implementados, pero igual que en los apartados anteriores, tampoco se innova demasiado en este aspecto, puesto que nuestra chica ya sabía de sobra moverse e integrarse perfectamente con el stick. Además, muchos de los escenarios –que no todos– son demasiado lineales y se pierde esa posibilidad de buscar atajos y mejores caminos para llegar a nuestro destino que sí nos ofrecía la primera parte.

En cuanto a los enemigos, tampoco se innova demasiado, encontraremos enemigos fuertemente armados que no dudarán en disparar si divisan nuestro careto –a estos ni acercarse–, enemigos con porras –muy fáciles de desarmar–, enemigos con armas más sofisticadas que lanzan una especie de onda expansiva –tampoco son difíciles de superar si eres rápido– y jefes finales –podrás con ellos pero te costará–. Otro problema dentro de este apartado es que la IA no está lo bien implementada que debería, observándose acciones extrañas entre los enemigos, como tenerte acorralado a solo falta de apretar su gatillo y, de repente, alejarse para parapetarse y dispararte desde una distancia mucho mayor. Movimientos muy previsibles, enemigos perdidos que no consiguen verte a pesar del escándalo que se está montando y algunos otros que realmente no están a la altura.

Mirror's Edge Catalyst

Como decía Bruce Lee, te doy una hostia y te pongo a andar

En el apartado jugable, la cosa mejora aunque no por mucho. A pesar de que la campaña no es demasiado larga, en este apartado existe una buena cantidad de tareas extras a realizar que nos permitirán ganar dinero o coleccionar artículos, personas que nos pedirán favores e incluso carreras cronometradas.

Por último, la banda sonora no suena del todo mal, pero termina pasando desapercibida. Eso sí, los sonidos de saltos, golpes, disparos y explosiones así como las voces en perfecto español se han implementado de manera notable y nos ayudarán a sumergirnos totalmente en la acción.

Jugabilidad: 80%

Faith se mueve estupendamente por el escenario y no te costará demasiado memorizar los botones del stick –vaya, tendrás que utilizarlos todos– y, aunque no me convence el sistema de combate –no por Faith sino por la torpeza de los enemigos–, sentirás el parkour a su máximo potencial.

 Gráficos: 80%

Una lástima que su estilo simple y minimalista termine restándole puntos, aunque hay buenos efectos de luz, sobre todo al correr, que dan sensación de velocidad; el entorno y los edificios están bien dibujados.

Sonido: 80%

La banda sonora es muy buena, aunque a veces queda relegada a un segundo plano frente a otros sonidos y reservada para momentos puntuales, pero en general acompaña bien a Faith. El doblaje al español, de lo mejorcito.

Jugo: 75%

Una campaña muy plana de unas 8 horas sin sumar los extras, los enemigos no son lo que esperábamos, ni siquiera los jefes finales. La trama tampoco es que sea excesivamente interesante, lo único que realmente mantiene este apartado es el gusto que da moverse con Faith (sé lo que estáis pensando, degenerados).

Resumen final: 78%

A pesar de todo y como ya he dicho antes, si bien es cierto que Mirror’s Edge Catalyst no llega a la excelencia del primero, se trata de un buen juego de parkour. Y si eres aficionado, no deberías dejarlo pasar, pues no hay demasiado de este género en ninguna plataforma.

Pero hoy no puedo dejaros así con este sabor agridulce en la boca, así que os dejo una joyita relacionada con el contenido de hoy. Aquí tenéis a tres de mis personajes favoritos practicando parkour a su manera.

¡Corre Faith corree! Nunca dejaré de sorprenderme.

Consigue tu Mirror’s Edge Catalyst ¡al mejor precio!

Jugabilidad
Gráficos
Sonidos
Jugo
Promedio

3/5 (1)

¿Has probado este juego? ¡Puntúalo!

About Neotron

Deja un comentario