Screenshot_2014-02-19-10-27-25

Only One: Espadazos a 8 bits

Solo puede quedar uno!

Este es el lema de Only One, el juego para Android e iOS que os presento hoy. Básicamente el juego consiste en acabar con enemigos que van apareciendo ronda tras ronda a base de estacazos de espada sobre un pilar de sacrificios al que no sabemos como hemos llegado, todo ello ambientado en atmósfera retro al mejor estilo 8 bits.

Tu… si tu! Ven que te cruja el ato.

De que va la cosa…

No nos explican ni quienes somos ni de donde venimos… lo único que nos importa aquí es terminar siendo el único en pie al finalizar el día. Para ello debemos enfrentarnos a una horda de punkis malhechores que nos intentarán hacer la vida imposible; moquetes, guerreros, arqueros, magos con mala leche, enanos gitanos que nos roban la cartera (y experiencia) cuando nos despistamos y cada cierto tiempo un buen malote al estilo Jefe de final de fase con más sangre que tu y que se lleva comisión y fondos FEDER cada vez que se carga un incauto.

Moquete Brunelesky dispuesto a enseñarte filosofia.

Para derrotar a todos estos malasombras que intentan hacernos morder el polvo, o tirarnos por el acantilado, disponemos de una buen arsenal de habilidades que podemos ir comprando con la experiencia (en forma de bolitas azules) que nos van dando los enemigos al morir. Podremos hacer volar nuestra espada, desatar un torbellino de tollinas o pegarles un empujón al mas puro estilo Jedi.

Dale a More Power para gastarte la pasta… o juega como un hombre!

También podremos ampliar nuestros puntos de sangre o mejorar nuestra habilidad con el escudo (los escudos se los puedes robar a los guerreretes que te salen con ellos equipados de serie).

Más Sangre o mas Escudos.
A quien quieres más, a tu padre o a tu madre?

Además podemos ir configurando nuestro personaje a nuestro gusto, dotándole de habilidades pasivas que nos permitirán por ejemplo, pegar mas fuerte cuando solo nos queda un punto de sangre o dar mas mojicones cuando estamos a-tope-de-pawer.

Jugabilidad: 80%

A nuestro personaje vestido con chándal rojo lo controlamos un un joystick que aparece en la parte izquierda de la pantalla. Está bastante conseguido ya que aparece sólo cuando pulsamos y donde pulsamos por lo que no tenemos que preocuparnos de si se nos ha ido el dedo a Cuenca y hacemos un movimiento erróneo (muy importante si no queremos caernos del pináculo de la muerte).
Los hostiones los administramos con el dedete gordo de la mano derecha, solo un botón… cosa buena que te hace pensar poco. Eso si… las habilidades están encima de este botón y tendremos que saber bien donde están si queremos usarlas de manera eficaz.
En resumen: los controles se manejan de manera sencilla y no son un lastre para la jugabilidad por lo que no podrás echarles la culpa si te matan de manera humillante.
La dificultad, como no puede ser de otra manera va incrementándose progresivamente y cada vez salen más bichos y más cabrones, pero es ajustada a nuestra curva de aprendizaje.
Cuando te matan, reapareces unos niveles atrás, pero conservando tus habilidades, lo que no desanima en exceso a continuar con la partida.
Nuevos modos de juego se desbloquean según avanzas

Gráficos 85%

Vale, son gráficos 8 bits y a mi eso me gusta…. pero hay distintas calidades dentro del mundo retro. Este podría encuadrarse en los primeros juegos VGA para PC (epoca del 386 y 486), aquellos maravillosos juegos shareware que aparecían en las revistas. Me inspira buenos momentos, probablemente a los jovenzuelos del lugar no les diga nada…. pero al publico rondando la treintena y hacia arriba estoy seguro de que les gustará tanto como a mi.

Sonido 80%

Como debe ser… musiquita 8 bits repetitiva y machacona, con efectos vocales sintetizados, nada que se salga de los cánones establecidos. Es adecuada y resultona.

Jugo 75%

Aquí vamos a medir lo que enganchan los juegos con el Jugo que le puedes sacar. Teniendo en cuenta el tiempo limitado del que disponemos para jugar, a Only One se le puede sacar bastante. Te permite echar rápidas partidillas en momentos de relax sin excesiva complicación, lo justo para quitarte el mono. El argumento es simple, pero no necesitamos más. Puedes estar jugando una buena temporada a Only One sin aburrirte y pasar al siguiente juego.

Resumen final: 80%

Only One es un buen juego casual para llenar momentos de relax, adictivo y ambientado en luchas medievales, con gráficos y sonidos 8 bits al mas puro estilo retro. Muy recomendable para todos los amantes de los sprites pixelados.
El diseñador saca pastaka de los micropagos. Como viene siendo habitual en el mundo de las apps, puedes hacer mas corto el camino pagando a cambio de experiencia para comprar las habilidades, fiel analogia del mundo real… No hay nada que no se consiga con dinero. En un juego de este estilo, para un solo jugador creo que le quita la gracia de la superacion personal y desmerece el reto ,pero allá vosotros y lo que haceis con vuestro cash.
Aun asi, enhorabuena para el desarrollador Ernest Szoka
Le animamos a que haga mas perlítas de este estilo. Podéis visitar su web
Tanto gilipollas y tan poca sangre.
Only One puedes descargarlo en Google Play, pinchando aqui, y para iOS
Jugabilidad
Gráficos
Sonidos
Jugo
Promedio

¿Has probado este juego? ¡Puntúalo!

About DecMorgon

Llega un momento, ladrones, en el que el oro pierde su brillo; el salón del trono se convierte en prisión y lo único que queda es el amor de un padre... ¡A SU HIJA!

Deja un comentario