Screenshot_2014-03-09-22-20-02

Barry Loves Coins: Comiendo piedras en la piscina pública

Barry es un tipo peculiar. Es pelirrojo, medio calvo, con pelillo en el pecho y le gusta ir a las piscinas públicas en calzoncillos, por lo que intuimos que no pasará mucho tiempo hasta que la policía le diga algo.  Además es un avaro, ruin y pesetero que es capaz de hacer todo por la pasta.

Los combos son cosa buena

No sabemos como ha acabado en esta piscina, y cuales son las peculiares circunstancias que lo rodean, pero el caso es que caen monedas por todos lados. El problema es que también caen pedrulos gigantes con mala hostia dispuestos a dejarle con menos dientes que una gallina, quizás la piscina está cerca de un banco y el huracán Katrina está arrasando todo a su paso… o quizás es culpa todo de los extraterrestres.

El caso es que Barry, que ama las monedas pero no las piedras, tiene la oportunidad de llenar los bolsillos de los calzoncillos con un montón de cash, para hacerse un buen injerto de pelo y las ingles brasileñas.

¡Oh que guachi, cuéntame más!

La mecánica del juego es simple. Debemos saltar con Barry cogiendo las monedas que van apareciendo y evitando las piedras, más simple no puede ser. Hay tres tipos de monedas, de cobre, de plata y de Oro (o goldfilled), que valen 1, 2 y 4 puntos respectivamente.

Cuidado Barry! eso es una piedra!

En la pantalla de presentación Barry nos dará buenos consejos que mejorarán nuestra puntuación, por ejemplo podemos hacer hasta un triple salto para alcanzar las monedas de oro, pero con mucho cuidado para no chocar contra el techo.

Ojo que cuando agotemos nuestros tres saltos no podremos volver a saltar hasta que Barry toque el suelo y descanse.

También como dice Barry, los combos son buena cosa, y si mientras estamos en el aire cogemos varias monedas obtendremos un bonus de puntuación.

El juego es tan difícil en la realidad, como fácil en su explicación. Al principio no seremos capaces de coger mas de cinco o seis monedas y las piedras nos golpearán una y otra vez. Pero es esta dificultad la que engancha, y superarnos poco a poco o a nuestros amigos. En poco tiempo estaréis maldiciendo cuando una piedra os impida superar vuestro récord.

Paqui! Dameh el tedéfono del dentishtah

Jugabilidad: 95%

El control de Barry es muy fácil, saltamos cuando tocamos la pantalla. Nosotros somos los responsables de la supervivencia de Barry, no se tolera el mas mínimo error. Se ha de estar muy, pero que muy concentrado para evitar las piedras y no podemos culpar al juego de nuestros fallos. Incluso no es recomendable fumar o tener la tele puesta mientras se juega, cualquier mínima distracción puede ser fatal.
Es por esto mismo que es un juego ideal para jugarlo sentado en el trono de mármol, donde nada ni nadie (excepto un retortijón) puede perturbarnos. El juego castiga, y nosotros obedecemos, somos sus esclavas, sus putitas, se convierte de la noche a la mañana en nuestro Christian Grey particular dispuesto a practicar el medievo con nuestro negro culo.
Dejáme el selularrr, me toca jugarrr! cojones ya!

Gráficos: 85%

Gráficos pixelados y muy sencillitos. El muñecajo de Barry es gracioso y las poses que tiene cuando salta son cachondas. Hasta las gotas de agua son pixelacos gordos. Los efectos no nos distraen del objetivo del juego, y es de agradecer. Ideal para los amantes de lo retro.

Sonido: 85%

No hay musica ni hace falta. Los únicos sonidos que escuchamos son los saltos, el tintinear de las monedas, y los impactos de las piedras mientras Barry vomita sangre y se ahoga en la piscina. Al igual que los gráficos casi se agradece que no haya una música machacona que nos produzca dolor de cabeza durante horas.

Jugo: 100%

Jugo tiene, y mucho! Es un autentico duermepiernas que te puede tener horas y horas enganchado, yo por ahora no he podido superar las 49 monedas… pero tengo que hacerlo! incluso he oído por ahí que hay gente que ya ha superado las 100 con creces. Eso es una auténtica gesta!
La cara de escroto que se te queda cuando fallas
a un punto de tu record.

Resumen final: 95%

Juego sencillo en su concepto pero muy difícil en realidad. Ideal para jugar durante horas y horas o para un breve descanso. Es un pique absoluto, sobre todo si lo jugáis entre varios amigos y comprobáis las puntuaciones. Estética retro y personaje carismático… me gustaría tener un peluche de Barry. Alguien me lo hace?
El juego está desarrollado por Cosmic Barrel, y está disponible para Android. Podéis descargarlo en el Google Play.
Jugabilidad
Gráficos
Sonidos
Jugo
Promedio

¿Has probado este juego? ¡Puntúalo!

About DecMorgon

Llega un momento, ladrones, en el que el oro pierde su brillo; el salón del trono se convierte en prisión y lo único que queda es el amor de un padre... ¡A SU HIJA!

2 thoughts on “Barry Loves Coins: Comiendo piedras en la piscina pública

Deja un comentario