Screenshot_2014-09-02-23-58-12

Crazy Belts: Viaje a las entrañas de la T4

Alguna vez os habéis preguntado que narices pasa con vuestras maletas cuando las facturáis en un vuelo?… triste pregunta cuando la mitad de vosotros ni siquiera sabe lo que significa “facturar” porque no habéis salido mas allá del polígono de vuestra mísera ciudad. Pero no preocuparse que tito jugón sos lo explica.

Las maletas gordas se dejan en una cinta que las separa de ti tras una triste despedida, en teoría para llevarlas a tu avión… pero muchas veces no vuelves a verlas, sobre todo si viajas con Rallaner. Dependiendo de la calidad del aeropuerto, este sistema puede ser un viejo arrugao con una gorrilla y un cigarro que la coje delante de ti y la lleva arrastrando hasta el tupolev de turno, o un sofisticado sistema altamente automatizado de cintas transportadoras laberínticas que recorren tanta distancia que a veces hacen mas kilómetros las maletas que tú viajando en el avión.

En este juego, asumimos el control de estas cintas para entregar las maletas de nuestros viajeros al avión correspondiente, pero como siempre… nadie dijo que fuera fácil!

Esto es lo que aparece en Google imágenes si buscas “nadie dijo que fuera fácil” (entre muchas otras fotos guarras)

Va a facturar, señor?

Nos enfrentamos a miles y miles de maletas que caen por unas tuberías en la parte superior de la pantalla. En la parte inferior, tenemos tuberías de colores ha donde han de llegar las maletas. Cada una de estas maletas, tiene un identificador de color que nos dice donde debe ir. Perros, guitarras, tablas de surf, contenedores radiactivos… todo ello cae a través de cintas y demás mecanismos que debemos controlar a golpe de dedaco para que los equipajes lleguen a su destino.
Pero, cómo no!… algún ingeniero hijodeperrison ha colocado miles y millones de trampas durante el trayecto. En nuestro recorrido por los principales aeropuertos del mundo debemos superar descargas eléctricas que pueden chamuscar a los perretes o inutilizar nuestros valiosos amplis marshall recien salidos de fábrica ( o peor aun, eliminar armónicos pares que los hagan sonar menos “valvuleros”), engranajes mortíferos con contrapesos que harán que nuestras tablas de surf salgan despedidas a la velocidad de un pedo cocidero, o enrevesados caminos que hagan que el tiempo se consuma y el avión salga con la bodega medio vacía.
Todo ello… para ir avanzando niveles en el ya putamente archiconocido…..CHAN CHAN CHAAAAAN!!!! sistema de TRES ESTRELLAS (lo juro… el que invente el “sistema de cuatro estrellas” lo peta)
Puré de mascota listo para embotellado!
Hay que contar que los objetos tienen cierta física gravitatoria, y que los laterales de las pantallas poseen portales interdimensionales que permiten que lo que sale por un lado aparezca por el otro. De hecho, muchas veces se hace indispensable usar esto para pasar una pantalla.
Se os hace muy difícil? no os preocupéis, podéis usar unos comodines que os harán la vida más fácil, por ejemplo poder meter las maletas en cualquier tubo, o darle un laxante (o un servicio gratis de mamading azafatil) al piloto para que el avión tarde algo más en salir (y tengáis mas tiempo para embarcar maletas)
Todo ello, por supuesto gastando los puntos que iremos consiguiendo mientras avanzamos en el juego. ¿que os quedáis sin puntos? tranquilos… nada que no pueda solucionar el vil parné.

Jugabilidad: 90%

Fácil y adictivo. Todo con el control del dedo. Se maneja de manera ágil y rápida. Dificultad creciente por momentos, tendremos que fallar muchas pantallas para saber exactamente como caer y conseguir las tan ansiadas three starrsssss.
100% control dactilar

Gráficos: 85%

Gráficos resultones y correctos. Van apareciendo personajillos entre pantalla y pantalla que tienen pinta de ser los dueños de los equipajes. El surtido de equipajes y escenarios es suficientemente variado para no aburrirnos… aunque al rato… sólo verás colores!
Traigo la cura del ébola en mi maleta, y me he comido tres monguis!

 Sonidos: 80%

Sonidos correctos y aceptables para un juego de este tipo, no ganarán un grammy, pero no desentonan
Hola, soy Alonso Caparrós y la tengo así de larga!

Jugo: 90%

Largas horas de juego ocasional 100% garantizadas. Te puede acompañar en las sentadas mas compactas y te garantiza almorranas puras y duras, muchos mundos desbloqueables y multitud de pantallas con retos “in-crescentes” en cada mundo.

Resumen final: 87,5%

Buen juego, buen concepto, bien desarrollado y con aspecto resultón. No es demasiado ambicioso en el fondo, pero puede garantizarnos aceptables ratos de vicio y diversión. Recomendable para todas las edades.
Crazy belts está desarrollado por Immanitas Entertainment, y podeis descargarlo en Google play.
Más info:

https://www.facebook.com/crazybelts
https://www.jemchicomac.com
https://twitter.com/crazybelts
https://www.immanitas.com

Jugabilidad
Gráficos
Sonidos
Jugo
Promedio

¿Has probado este juego? ¡Puntúalo!

About DecMorgon

Llega un momento, ladrones, en el que el oro pierde su brillo; el salón del trono se convierte en prisión y lo único que queda es el amor de un padre... ¡A SU HIJA!

Deja un comentario