Uncharted 4

Uncharted 4: cuatro cosejas que quizá te convenga saber

Se acaba de estrenar Uncharted 4: El desenlace del ladrón. Los de Naughty Dog sostienen que con este acabará la saga de Nathan Drake una década después de su primera aparición. Lo mismo dijeron los de Rocky V, pero finjamos que los creemos, como tu madre te cree cuando le juras y perjuras que la has echado de menos en una despedida de soltero/-a.

Los creadores también afirman haber aprendido de los tres títulos anteriores y que por eso este es más largo y cuenta con novedades como el todoterreno, el gancho de agarre y unos niveles bastante más grandes para crear —el que ellos consideran— el mejor juego de la franquicia. Topicazo al canto. Todos dicen lo mismo cada vez que estrenan algo, pero si tú eres más crédulo que un crío de dos años, corre a comprártelo ignorando el dictamen del consejo de sabios. Yo no le he jugado, pero tengo unas fuentes que ya las quisiera para sí el Windows, así que te contaré algunas cosillas que tal vez deberías saber antes de ponerte al lío.

Uncharted 4

Uncharted 4: puntos de control

Siempre que vuelvas de un punto de control, todo seguirá como lo hubieras dejado en la última situación a salvo; los enemigos muertos seguirán muertos, tu estado y posición serán exactamente los mismos (agachado, colgando, a cubierto, cagando…). Si estás en modo sigilo, la partida se irá guardando cada minuto.

Habrá un punto de control cada vez que despejes una zona de enemigos por completo; pero si eres un torpe de narices gongorianas y te matan 4, 6, 9 o 12 veces en un mismo nivel —según el tipo de dificultad que escojas—, el juego detectará el tamaño de tus napias y te guardará la partida cada vez que te cepilles a la mitad de los malos. Aparte de modificarte numerosos aspectos del combate para ajustarse automáticamente a tu (falta de) habilidad. Vamos, que estos no son tan cabrones como los del Dark Souls.

Uncharted 4: coleccionables

Espabila o se te quedará esta cara.

Espabila o se te quedará esta cara.

Encontrarás cinco clases de elementos coleccionables: armas, tesoros, conversaciones, entradas y notas de diario. Hay tesoros pa’ jartar, la friolera de 109. Para fomentar tu curiosidad y que le des al coco, el juego no incluye demasiados minimapas, radares, guías orientadoras animadas ni cansinos recordatorios de objetivos. Eso sí, como el juego es más listo que un político en campaña electoral, si detecta que estás atascado (es decir, que no has avanzado un zurullo en un buen rato), alguno de tus compañeros te dejará caer alguna pista verbal —como quien no quiere la cosa y sin añadir que eres un narigudo— para que sepas hacia dónde ir.

Uncharted 4: enemigos

Aparte de unos guardias carcelarios y de los vigilantes de una casa de subastas, en Uncharted 4: El desenlace del ladrón encontrarás nueve tipos de enemigos de la subcontrata de seguridad Shoreline.  El estado de alerta del enemigo dependerá del nivel de dificultad seleccionado. Los enemigos podrán ver más lejos y reaccionarán más deprisa cuanto mayor sea la dificultad, conque no dudes en alejarte de la zona y ponerte a cubierto si se te encabronan, porque te pillarán incluso detrás de coberturas si no estás en dificultad «Nenaza». Lo mejor será que te cuelgues de alguna cornisa alejada (del cuello no, que tampoco es pa’ tanto).

Enemies

 

Tus compis te ayudarán durante las batallas, pero te seguirán el rollo: que te lías a tiros o a mamporros, te echarán un cable; que te pones sigiloso, no los verá ni Dios. Y sin robarte muertes. Eso sí que es amistad, y no lo de Rajoy con la Rita.

Uncharted 4: armas

Drake puede llevar dos armas y cuatro proyectiles a la vez. Tendrás dos espacios para armas de fuego: una para armas cortas y otra para largas. A lo largo de la aventura, dispondrás de una variedad decente de armamento: 4 armas largas potentes, 3 escopetas, 2 fusiles de francotirador, 6 fusiles de asalto, 5 armas cortas y 2 armas cortas potentes. Además de granadas, cartuchos de dinamita, barriles explosivos y bombonas de gas. Como curiosidad, decir que hay un trofeo llamado «Resulta que tengo todas las armas» que se consigue al usarlas todas. No tienes que matar a nadie con ellas —salvo en el caso de los contenedores explosivos—, basta con disparar para hacerlas estallar en el aire.

De todas las armas que hay, nunca sueltes el revólver Barok .44, que encontrarás en el octavo capítulo, en Escocia. Hace pupita de la buena, buena. Resérvalo para los soldados con armadura y nunca te deshagas de él. O sí, haz lo que te dé la puta gana, pero luego no digas que no lo sabías.

Armas

Uncharted 4: multijugador

Ya para terminar y no cansinear en exceso, comentaré que el Multijugador cuenta con ocho mapas y tres modos de juego: Duelo por equipos, Comando (alias Captura la bandera) y Saqueo (donde tienes que hacerte con ídolos que aparecen aleatoriamente en distintas zonas de un mapa).

¡Hala! Ya sabes unas cuantas cosas que no sabías. Y si ya las sabías, peor para ti porque has tragado 830 palabras para nada. ¡Napiato!

Productos de Uncharted 4: El desenlace del ladrón que puedes adquirir en Amazon:

 Uncharted 4: El desenlace del ladrón – Edición Especial por 69,90 €
Uncharted 4: El Desenlace Del Ladrón por 59,90 €
Uncharted 4: El desenlace del ladrón – Edición Libertalia por 127,96 €
Guía Oficial Uncharted 4: A Thief’s End por 18,99 €

About Oretano

«¿A quién vas a creer? ¿A mí o a tus propios ojos?» (Groucho Marx)

Deja un comentario